Enviar por email
Para
Mensaje
Miércoles 17/Jul Miércoles, 17 de Julio de 2019
Inicio / ARTÍCULOS / Arqueología / El emperador Jing Di y su ejército en miniatura
10/Oct/2013
Lo Que Nunca Viste
Tiempo de lectura:
02:13 min.

El emperador Jing Di y su ejército en miniatura

En Xian se hallaron miles de figuras humanas y de animales del siglo II a.C.

En el año 1990, se estaban realizando las obras de la carretera para el nuevo aeropuerto internacional de la ciudad de Xian, cuando a unos seis metros de profundidad los obreros observaron que habían dado con una especie de bóveda subterránea, los arqueólogos no tardaron en darse cuenta de que estaban ante un descubrimiento excepcional.
Los trabajos de excavación sacaron a la luz un complejo de bóvedas subterráneas que se extendían por un área de diez kilómetros cuadrados, en su interior aparecieron, cuidadosamente alineadas, miles de estatuillas de extraordinaria calidad, que representaban a personas con rostros exquisitamente moldeados, además de caballos y todo tipo de animales domésticos.
Se trataba de Jing Di, cuarto emperador de la dinastía Han, que gobernó China entre 156 y 141 a.C. y a unos 500 metros se encuentra el enterramiento de su esposa, la emperatriz Wang.
Los arqueólogos han desenterrado, durante más de veinte años de excavaciones, en el área próxima a la tumba del emperador, 81 fosas funerarias, de entre diez y más de cien metros de largo, y otras 31 fosas cerca del túmulo de la emperatriz, cada uno de los mausoleos dispone de cuatro entradas y se encuentra orientado hacia el este.
La mayoría de las 6.000 figuras halladas hasta la fecha componían un ejército en miniatura, dispuesto en formación, destinado a proteger a Jing Di y a su esposa en su viaje al Más Allá.
Estas efigies medían de 55 a 63 centímetros de alto y no tenían brazos, un agujero circular a cada lado del cuerpo indicaba el lugar donde en el pasado se situaron probablemente unos brazos de madera, los cuerpos habían sido fabricados en serie, las cabezas eran todas distintas, con expresiones faciales diferenciadas, de las que se han identificado hasta quince, la mayoría estaban desnudas, con sus órganos sexuales claramente definidos, pero algunas habían sido modeladas con largas faldas pintadas de rojo o naranja, muchas conservaban todavía jirones de ropa en sus cuerpos, coloridos trajes de seda, en tonos rojos, azules y naranjas.
Entre este ejército en formación, también se encontraban algunas figuras femeninas, con su largo cabello primorosamente recogido en una cola de caballo, algunos historiadores están convencidos de que los ejércitos Han disponían de unidades compuestas por guerreras que luchaban con sus compañeros masculinos.
En las fosas habían miles de figuras de animales domésticos, perros, ovejas, cabras y cerdos, también dispuestos en filas, también se descubrieron hornos, jarras repletas de grano y para vino, caballos y varios carros.
Los arqueólogos desenterraron cerca de los mausoleos imperiales, una gran cantidad de moldes, lo que demuestra que las figuras fueron realizadas allí y después llevadas a las fosas.

Publicar comentario

Calificación
Imagen / foto
1  +  0  =  

Boletín

Cargando...