Enviar a email
  

  
Tiempo de lectura:
01:25 min.
02/Ago/2012
Lo Que Nunca Viste

La Cueva de las Velas.

Es la única cueva conocida en el mundo con estas formaciones tan peculiares.

Compartir
La Cueva de las Velas, se distingue por contener multiplicidad de espelothemas (formaciones parecidas a la escarcha en climas fríos extremos), formados en los últimos 20 años y que la distingue como la única en el mundo con estas formaciones.
La Cueva de las Velas es la cueva de mina más grande lo que distingue a esta cueva y la hace especial, es la presencia de un sinnúmero de espeleotemas pequeños, delgados y delicados llamadas velas, que se desarrollaron sobre la superficie de los cristales en la cámara superior de la cueva.
Crecieron durante un corto período de tiempo, en los últimos 20 años, justo después de que bajara de manera artificial, el nivel del agua de la cueva.
La estructura de dirección de tales formaciones es debido al equilibrio entre las caras de cristal de yeso, la evaporación lo que permite apuntar su crecimiento hacia arriba y la condensación.
Desafortunadamente corren el riesgo de perderse debido al proceso natural de enfriamiento de sus paredes, producto de los sistemas de ventilación que requiere la mina para su operación, este proceso llevara a la perdida de temperatura que mantienen los vapores, produciendo condensación y disolución de estas delicadas “velas”.
Otra de sus características de esta cueva es que la superficie de sus cristales se ha re-disuelto parcialmente, dándoles una opalescencia perlada. Su temperatura es de 43-45ºC mientras que la humedad relativa es de menos 80%.
La cueva tiene una longitud aproximada de 80 m, y consiste de dos cavidades parcialmente superpuestas en dos niveles, la altura media de las cámaras es de 3 a 4 m, y hasta 10 m de ancho, la distancia entre ambas cámaras es de tres metros.
Fecha
02/Ago/2012
Etiquetas
La Cueva de las velas espelothemas enfriamiento mina cristal de yeso opalescencia perlada escarcha
Compartir

Boletín por email

Cargando...