Enviar a email
  

  
Tiempo de lectura:
53 seg.
07/Mar/2012
Lo Que Nunca Viste

Una mujer china de 95 años vuelve a la vida seis días después de morir.

Sorprendió a sus vecinos al despertarse seis días después de haber sido puesta en el ataúd.

Compartir
Li Xiufeng 95 años, fue encontrada inmóvil y sin respirar en la cama por un vecino llamado Chen Qingwang, a dos semanas de tropezar y sufrir una lesión en la cabeza en su casa de Beiliu, provincia de Guangxi.
Según la tradicion china, Li, fue colocada en un ataúd, sin cerrar, en su casa, para que amigos y familiares visitaran el cuerpo y presentaran sus respetos.
Un día antes del funeral, los vecinos encontraron el ataúd vacío, y más tarde descubrieron que la anciana se había despertado y estaba en la cocina tratando de preparar algo para comer.
“He dormido durante mucho tiempo, después de despertar, sentí tanta hambre, y quería cocinar algo para comer”, le dijo Li a sus vecinos.
Los médicos explicaron que la señora había sufrido una especie de “muerte artificial”; esto es cuando una persona no tiene aliento, pero su cuerpo se mantiene caliente.
La tradición de velar los cuerpos de los difuntos durante varios días en su hogar, salvó a ésta señora china de ser enterrada viva.

Fecha
07/Mar/2012
Etiquetas
Li Xiufeng inmovil respirar tradición china ataud casa amigo familiares funeral despertado muerte artifical
Compartir

Boletín por email

Cargando...