Enviar a email
  

  
Tiempo de lectura:
02:59 min.
18/Nov/2011
Lo Que Nunca Viste

Resuelven el misterio de las montañas bajo el hielo

Una misión científica británica resolvió el misterio de las montañas subterráneas de la Antártida, ocultas a 4.000 metros de profundidad.

Compartir
Descubiertas en la década de 1950, las montañas Gamburtsevs son - en opinión de los científicos que las han estudiado "las montañas más extraordinarias de la Tierra". El grupo montañoso tiene un tamaño similar al de los Alpes, pero a diferencia del conocido macizo europeo, se encuentran sepultadas a 4.000 metros de profundidad bajo el hielo antártico.

Un grupo de científicos la British Antarctic Survey investigó el singular conjunto orográfico durante años, y los resultados de sus trabajos se publicarán en breve en la revista Nature. "Estudiar estas montañas fue un reto increíble, pero lo hemos conseguido y hemos conseguido una historia fascinante", le dijo a la BBC Fausto Ferracciolli, líder del equipo de investigadores que desentrañó los misterios de las Gamburtsevs.

Estos descubrimientos resultan de gran importancia para los estudios climáticos, ya que no sólo aportan datos sobre la evolución del clima planetario en el pasado, sino que ayuda a preveer futuros escenarios.

Durante los años 2008 y 2009, un equipo multinacional realizó una vasta investigación que incluyó numerosos vuelos de un lado a otro de la Antártida, así como un potente radar de penetración, que permitió trazar un mapa de las montañas ocultas por el hielo perenne. Además, se trabajó con instrumental de última generación para registrar los campos gravitatorios y magnéticos locales, utilizándose sismómetros para observar las profundidades.

Ahora, con todos los datos sobre la mesa, los científicos están en condiciones de elaborar una narrativa creíble sobre la formación de las cadena de montañas Gamburtsevs y su persistencia en el tiempo geológico.

La historia de las Gamburtsevs comenzó hace poco más de mil millones de años, mucho antes de que hubiera vida compleja en el planeta. En aquel entonces, los continentes desprendidos de la primitiva Pangea derivaban en conjunto.

La colisión resultante entre estass masas continentales hizo subir las montañas y también produjo una capa de hielo gruesa, una especie de "raíz" que se asentó sobre la corteza.

A lo largo de los cientos de millones de años, los picos se fueron erosionando. Sólo la fría raíz se conservó.

Luego, alrededor de 250 millones de años atrás, cuando los dinosaurios poblaban el planeta, la corteza comenzó a separarse de una serie de fallas cerca de la vieja raíz.

Esta dislocación calentó y rejuveneció la raíz, dándole el empuje necesario para levantar la tierra hacia arriba una vez más y volver a establecer las montañas.
Luego se elevaron aún más gracias a los ríos y los glaciares que dividieron profundos valles.

Esos glaciares escribieron el último capítulo de la historia unos 35 millones de años atrás, cuando se desplegaron y fusionaron para formar la capa de hielo de Antártida Oriental, lo que sepultó a las montañas Gamburtsev.

"Esta investigación realmente resuelve el misterio de cómo puede haber montañas de aspecto joven en medio de un viejo continente", dijo a BBC el investigador principal Robin Bell, del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty, de la Universidad de Columbia.

"En este caso, las Gamburtsev originales probablemente se hayan erosionado totalmente y luego regresaron, como el ave fénix. Tuvieron dos vidas", agrega el cientista.

Probablemente, el siguiente paso de los investigadores consista en perforar las montañas y obtener muestras de rocas, tare apara la que -advierten.- necesitarán financiación. Las muestras rocosas que se obtuvieran podrían confirmar muestras confirmarían el modelo presentado y que se aprecia en la imagen.

La perforación también permitirá analizar el hielo antiguo. "En algún lugar de la región de Gamburtsev debe haber hielos de más de un millón de años", afirman los investigadores.
Fecha
18/Nov/2011
Etiquetas
montañas subterráneas Antártida Gamburtsevs misterio
Compartir

Boletín por email

Cargando...