Enviar a email
  

  

Arqueología

Información y hallazgos arqueológicos. Temas de interés sobre: Arqueología

Tiempo de lectura:
02:17 min.
11/Nov/2011
Lo Que Nunca Viste

Hallan un ácaro de 44 millones de años

Un ácaro que buscaba migrar a otra región al subirse en la espalda de una araña padeció el quedar atrapado por 44 millones de años en ámbar.

Compartir
Científicos de la Universidad de Manchester y del Instituto Leibniz para la investigación de la evolución y la biodiversidad encontraron el fósil del artrópodo más pequeño registrado luego de generar imágenes en tercera dimensión usando técnicas de rayos X y de Tomografía Axial Computerizada o TAC.

"El TAC nos ha permitido diseccionar digitalmente el ácaro y separarlo de la araña, para poder ver así las estructuras de su parte baja, que estaban apoyadas sobre la espalda del arácnido y que eran esenciales para poder identificar la especie, pues son la parte más característica del animal", dijo David Penney, uno de los autores del trabajo.

El ámbar funciona como un retar Tomografía Axial Computerizada o TAC, un sistema de diagnóstico que toma múltiples radiografías de un objeto, desde distintos planos, para reconstruirlo después en una imagen en tres dimensiones elaborado por ordenador.

"El TAC nos ha permitido diseccionar digitalmente el ácaro y separarlo de la araña, para poder ver así las estructuras de su parte baja, que estaban apoyadas sobre la espalda del arácnido y que eran esenciales para poder identificar la especie, pues son la parte más característica del animal" ha afirmado al servicio de noticias científicas Eurekalert David Penney, uno de los autores del trabajo

El ámbar logra conservar a los animales que quedan ahí atrapado con una apariencia casi similar a cuando estaban vivos, lo que les da datos valiosísimos a los científicos.

"En muchos casos, los organismos murieron al instante y quedaron preservados con increíble fidelidad, mostrando lo que estaban haciendo en el momento antes de morir. Sin embargo, la mayoría de los fósiles consisten en insectos individuales o bien en unos cuantos de ellos pero que aparecen separados sin que haya una evidencia palpable de que estaban relacionándose entre ellos. Sin embargo, esta pieza extraordinaria es de esas que ocurren una vez entre cien mil especimenes".

El fósil analizado representa la evidencia más antigua de foresia en la que ácaros inmaduros utilizan a una especie más grande para migrar a nuevos hábitats. En la actualidad, por lo general montan insectos no arañas.

"La foresia es común en muchos grupos animales hoy en día. Pero el estudio de fósiles como el que hemos descrito nos da claves muy importantes para saber hasta cuándo se remonta este tipo de comportamientos en el pasado y cómo evolucionó esa habilidad. Ahora tenemos una tecnología de la que no disponíamos antes y por tanto podemos emplear un enfoque multidisciplinario para extraer la máxima información posible de un buen número de fósiles minúsculos que hasta ahora no ofrecían ningún dato científico significativo", dijo Richard Preziosi, otro de los autores del estudio que se publicó en la revista Biology Letters.
Fecha
11/Nov/2011
Etiquetas
Hallan ácaro 44 millones años fósil foresia
Compartir

Boletín por email

Cargando...